🍏 Cómo optimizar tu entrenamiento y llevar una vida más saludable

A continuación voy a tratar de resumir lo que serian las pautas que deberiamos de seguir para que nuestro entrenamiento fitness sea efectivo y además mejoremos no solo eso sino nuestra calidad de vida.

Toma conciencia de que es una carrera de fondo

El entrenar fitness no debe ser algo casual, o que nos peguemos una paliza durante una semana y a la semana siguiente tengamos tanto cansancio que no podamos continuar. Ésto es válido tanto si hacemos gimnasia en casa, o si vamos al gimnasio a entrenar.
Debe ser una manera de vivir saludable y de manera constante y continuada. Poco a poco, y de manera que llegue a integrarse en tu vida de tal manera que sea algo tan rutinario como ir a trabajar. Cuanto más tiempo estemos en esta carrera de fondo veremos que la fuerza para dejar todos los malos hábitos va surgiendo sola. Lo principal es trabajar duro y ser constante.

No te obsesiones con los resultados

Céntrate en hacer que tu vida entera sea más óptima y saludable. Si lo haces bien, los resultados llegarán y tu ni habrás estado ya pendiente de si llegan o no.

Prográmate el sueño, las comidas, y los entrenos

Los niveles de energía de los que dispondremos para hacer frente a nuestro día a día vienen determinados por estas tres cosas en este orden: sueño, comida y entreno. No siempre es fácil llevar una rutina ordenada, pero si llevas una vida ordenada y la consigues programar durante la semana verás que tus niveles de energía se dispararán.

Duerme entre 8 y 9 horas

Mucho se habla de la alimentación, pero poco se habla sobre el descanso. Dormir entre 8 y 9 horas, y que sean más 9 que 8, porque cuando nos vamos a dormir pasa un rato hasta que nos dormimos. Mejor dormir un poco más, que no inflarse a cafés durante el día, de hecho al estar más despierto y relajado el tiempo te cundirá más. También tener en cuenta la calidad del sueño, es decir tomar medidas para dormir mejor (si fuera necesario antifaz para dormir, telefóno móvil en silencio, tapones para las orejas, etc…). La televisión no es tu amiga en esto.

No alcohol, azúcar, tabaco

No creo que haya mucho que decir sobre esto, ya lo sabemos todos que las 3 cosas son malas.
Solo recordad que si vais a un bar que también tienen agua. El mundo no se acaba si no pedís cerveza o bebidas azucaradas… Y hay vida después del chocolate.

Sigue una dieta cuidada y equilibrada, y come bastante

Cuando entrenas rutinariamente quemarás más calorías que si no entrenarás (obvio), así que seguramente necesitarás más alimento.
Aunque si estás siguiendo una dieta para perder peso, no es la misma que para construir músculo. No está claro si es mejor llevar 3, 4, o 5 comidas al dia, pero lo que está claro es que deben consumirse alimentos de calidad y evitar los procesados. Preferible frutas, verduras, carnes y pescados frescos.
Debe ser algo programado y repartir las cantidades según el momento del día para que no te falte energia. Si en algún rato pasas demasiada hambre tu metabolismo se ralentizará y puedes tener baja de energía y somnolencia (a media mañana por ejemplo). Desayunar fuerte te hará tener energía todo el día.
Por supuesto, hasta que no lleves una dieta absolutamente equilibrada y sin vicios, olvídate de batidos de proteínas y demás complementos.
También es recomendable planear un ayuno intermitente alguna vez a la semana. Esto es para acostumbrar al cuerpo a otro nivel de energía y que aproveche mejor la que tiene. Como digo debe ser algo planeado igual que los horarios de entreno.

El entreno debe ser duro

Esto es elemental y vale tanto para entrenar en casa como para entrenar en el gimnasio: El entreno se debe de hacer con suficiente resistencia. Si la resistencia o peso que llevas es suficiente como para distraerte viendo una película mientras estás en la bici estática, o puedes estar manteniendo una conversación con alguien, eso es que llevas poca resistencia!!

Ejecuta la técnica correctamente

Prestar mucha atención de la respiración y la técnica en todo momento durante la realización del ejercicio. Es tan importante como el peso que vas a utilizar.
Si no prestamos el debido cuidado a como realizamos la técnica puede acarrearnos una lesión que puede llegar a ser crónica. O quizás tensionaremos músculos que no deberían en vez de los que si debieran, por lo que el ejercicio podría resultar ineficaz.

Tomar bastante agua y mantenerte hidratado

Durante el entreno es importante mantenerse hidratado, pero también lo es durante el resto del día. Muchos problemas de salud se pueden solucionar sencillamente manteniéndonos siempre bien hidratados. Las frutas mejor la tomamos entera, ya que al hacer zumos con ellas se pierde parte de la fibra que nos ayuda a digerirlas mejor.

Cultiva tu mente y mantén una actitud positiva ante la vida

No todo es ejercitar el cuerpo. Nuestra mente y lo que nos metemos dentro de ella durante nuestra vida es lo que somos. En este siglo estamos expuestos a suficientes tentaciones como para procrastinar las 24 horas del día si nos dejamos llevar. Evitemos esto por favor. Ya no sólo por el entreno, sino por la de cosas que nos perdemos quemando horas de nuestro día en cosas que no nos aportan nada.
Entre otras cosas para cultivar nuestra mente os aconsejo una rutina de meditación ni que sea 10 minutos al día, para estar enfocados en nuestro aquí y ahora y que la vida nos cunda más. La meditación es como entrenar nuestro cerebro para estar más despierto. Los beneficios de la meditación los describiremos más adelante en otro artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *